A Solari le salió bien el experimento
14 enero, 2019 – 0:06 | No Comment

El Real Madrid ganó 1-2 en su visita al Real Betis. El partido se decidió en los minutos finales con un gol de Dani Ceballos de falta. El exfutbolista bético hizo que la revolución en …

Read the full story »
Crónicas de partidos

Conferencias y Ponencias

Entrenamientos

Entrevistas

Opinión

Home » Noticias

Diego Costa y Luis Aragonés, entre el corazón y “lo profesional”

Submitted by on 9 marzo, 2014 – 23:39No Comment

04012009471

Pensemos en grande. ¡Viva Brasil! ¡Viva España!

Diego Costa, seguro, siente lo primero y, por supuesto, siente lo segundo. Luis Aragonés, también. El recientemente fallecido ex seleccionador habló con admiración siempre de los “brasileros” (sic) y, por supuesto, de todo lo español, a lo que él contribuyó de manera muy notable, con algo tan simple y maravilloso como jugar al fútbol o reinventar un estilo de jugar, como entrenador.

Diego Costa ha debido “torear” en los últimos meses con su decisión de jugar por España. Seguro, en su corazón, en su mente, habrá pesado su nacimiento, infancia y adolescencia en Brasil. Evidentemente, desde el corazón, le tira su “tierra”, como a todos nos tira nuestra tierra. De hecho, eso era y es tan así que, en plena crecida de su calidad, recibió la llamada de la canarinha y no dudo en acudir a la convocatoria de esos partidos amistosos de la selección de Felipe Scolari. Muy lógico.

Sin embargo, y llamando a las cosas por su nombre, no debemos olvidar que Diego Costa se ha hecho futbolista en España, y es dónde ha dado su salto profesional importante y, sobre todo, dónde se ha convertido en un delantero de referencia en el concierto internacional.

Atendiendo, por lo tanto, a criterios profesionales, probablemente, no muy contento con su rol en la selección brasileña y, al tiempo, seducido por la falta de un “nueve” en la actual campeona del mundo, los “roneos” y “guiños varios” que le llegaban desde todos los estamentos del fútbol español (federación, club, compañeros, rivales, prensa, etc..), se ha obrado la sorprendente transformación del amarillo al rojo que ha resultado tan curiosa como atrevida y polémica, por su parte. Y yo digo que ¡muy bien! Que tiene derecho, por supuesto, a hacerlo, y que, además, ha acertado.

El refrán español, muy castizo, en este caso, como el míster Aragonés, dice que “uno, no es de dónde nace, sino de dónde pace”. No tengo ninguna duda de que Diego Costa, en sus recuerdos más tiernos, tiene sus raíces, y ésas son brasileñas. Sólo hay que escuchar su acento. Eso es una delicia que no va a cambiar, nunca. Pero si hablamos de su profesión tiene derecho a buscar su “mejor status”, y ése, aún por ver, parece más relevante en la selección española que en la de su país de origen.

España con Diego Costa, es más. La España de Luis Aragonés, que ha heredado y mejorado Vicente Del Bosque, es mucho más con Costa, por diferente, por más versátil, por menos previsible. Brasil sin Diego Costa, no es menos. Tiene otros jugadores de ese corte que, además, cuentan con la confianza y titularidad del seleccionador. Diego Costa ha hecho lo mejor para su carrera y para su familia, esa que ama a su “tierra” de origen, Brasil, y que honra a su “tierra” de adopción, España.

Recuerdo cuándo Bernd Schuster, el actual entrenador del Málaga, se marchó a entrenar al Shaktar Donestk de Ucrania. Era entrenador del Jerez, y dejaba el “paraíso gaditano” por el frio ucraniano. Le pregunté: ¿Bernardo, cómo te vas allí?. La respuesta fue, contundente: “Es mi trabajo y lo mejor para mi y mi familia”. Amén.

Lo dicho, Diego Costa ha sido profesional en su elección por España, y viendo como “juega”, nadie podrá dudar de su compromiso con España, sobre el césped, y el cariño incuestionable hacia Brasil, incluso ahora, aunque limitado al campo y hasta cuándo el árbitro pité el final de cada partido. Después, Brasil seguirá siendo su  “rincón de cariño innegociable”, casi a la altura de la España que le está dando todo.

Es una actitud de valores y prioridades. Es una cuestión de hacer lo que hay que hacer en cada momento. Es un modelo muy en la línea de Luis Aragonés, como técnico, que capitalizó el cambio de imagen del fútbol español valorando el corazón y “lo profesional”, y atreviéndose a hacer la “limpia” de jugadores tipo Raúl, Cañizares, Michel Salgado, etc… que provocó un nuevo tiempo en la España futbolística.

El destino ha querido que Diego Costa debutara como “español” en el Vicente Calderón, el día del homenaje a Luis Aragonés. La casa de ambos, el club de ambos,  la selección de ambos. ¡Ojalá que al delantero le vaya igual de bien que al técnico!

¡¡¡VIVA EL FÚTBOL!!! (con sentido común…)

Emilio García Carrasco

– Periodista –

10.marzo.2014

Leave a comment!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.

Resuelve la operación para comprobar que no eres un spammer [obligatorio para poder comentar]